Cuaderno de Viaje: El Abogado del Diablo

Publicado: octubre 15, 2013 en Cuaderno de Viaje
Etiquetas:, , , , , , ,

Creyente en la fascinación terrenal por los asuntos infernales, en otros tiempos podría afirmar, sin atisbo de duda, que ser el abogado del Diablo , aparte de coherente, podía ser atractivo. Nada más lejos de la verdad, en una sociedad donde la sinceridad del averno contrasta con la hipocresía terrenal o la falsa moral celestial.

Posiblemente, en mis ** años de experiencia defendiendo sin minuta ni beneficio alguno, sólo he recibido golpes variopintos y enemigos de diferente calado y nivel. Porque, satánicos y amigos del rojo azufre, la realidad es que, por muy sinceros, pragmáticos y algunos más atractivos que otros, el estilo demoníaco de ver que pensaba Judas antes de ahorcarse no interesa más que a historiadores, guionistas (como un servidor) y algún cura despistado que gusta de analizar más que de predicar.

Yo, por desgracia, soy un hombre de leyes gratuitas, que ofrezco mis servicios a la lógica (el que quiera usarla) y a la razón (el que la tenga). Considero primordial entender al contrario, en un ejercicio vano de entender al propio y al cercano. Pero, eso, en la sociedad del blanco o negro, de la manipulación de la verdad y la coronación de la mentira, no es un oficio bien visto.

Porque un abogado ahogado es un buen comienzo, aunque sea tu defensor.

Texto recuperado mientras escucho:

My Generation – The Who

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s