Cuaderno de viaje: Al ritmo del bastón

Publicado: noviembre 18, 2013 en Cuaderno de Viaje
Etiquetas:, ,

El ritmo del bastón amortigua el ruido de la marcha del tren.

A modo de maestro del flamenco para turistas y demás incautos, el viejo, cansado en su eterna lucha, ameniza otro día más el viaje del trabajo a casa.

Las pilas del fan de La Húngara y El Fandi, como bien nos recalca a cada ocasión que puede, hoy están desgastadas. No le culpo. La vida del artista es cansada, pero más del que se lo cree sin serlo.

Con ritmo único, golpea con el bastón el suelo del vagón mientras cuenta una batallita conocidapor todos los habituales.

Busca el cruce de miradas,a modo de faro que le muestre el puerto donde pueda atracar. Hoy la pesca esta complicada.

Una señora de mediana edad no puede evitarlo y sonrie. Objetivo marcado.

El viejo truhan se lanza a la captura del dinero de la buena mujer. Ahí, como un ritual largamente repetido y perfeccionado, baila, canta, cuenta un par de chistes y sonrie hasta cumplir con la ilusión optica del rejuvenecer. En el momento que caes en sus garras, el ruido de las monedas sustituye al del bastón.

Las pilas cargadas de nuevo. Comienza de nuevo el ritual. El tiempo pasa, sin embargo, algunas cosas nunca cambian.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s